Como muchos sabéis, tengo la maldición de la palabra y en vez de usar los términos heredados de mis ancestros, resulta que mi teclado llega a acuerdos secretos con mis dedos y produce palabros que no existen, pero oigan, ¡lo hacen con mucho acierto!

Hoy me surge la pregunta de cómo adjetivar lo relativo a Kirabdel. ¿Será kirabdeliano, kirabdélico, kirabdeloide, kirabdílico…?

Lo que hay de bueno en la creatividad es que encuentra en cualquiera de ellos un matiz atributivo particular, a saber:

  • Relativo a Kirabdel pero en su lado transgresor: kirabdélico.
  • Relativo a kirabdel como universo físico: kirabdeliano.
  • Relativo a kirabdel como desvaríos de sus creadores: kirabdeloide
  • Relativo a kirabdel como paraíso creativo: kirabdílico
  • Relativo a kirabdel como sueño colaborativo: kirabdilírico

Podríamos interminar la lista, digo, hacer una lista interminable, pero eso ya es mucho trabajo.