El Universo de Kirabdel es un conjunto diverso y abierto a nuevas concepciones. Se puede entender este universo como un ente consciente, un ser mágico o un ser psíquico; y como un organismo vivo, con sistemas de autorregulación para mantener intacta su esencia y con rutas de regulación alternativas para afrontar desajustes críticos.

Existe un balance mágico-energético que debe mantenerse, pero este balance se da a nivel universal y no siempre es apreciable desde la insignificancia de los humanos. A la vez, el efecto de una gran explosión en un mundo, puede no ser de gran relevancia para el universo, pero sí activará mecanismos de reajuste que pueden sentirse localmente, en el rincón más inesperado o en múltiples lugares y momentos, como un desajuste hormonal en el ser humano.

La compensación del universo escapa a nuestra comprensión inmediata, es posible que escape incluso a nuestro concepto lineal del tiempo y que un desajuste de hoy pueda haberse equilibrado antes de ocurrir.

Cualquier proceso del universo tiende a seguir su curso natural y, en general, es más fácil acelerar o decelerar un proceso que revertirlo. En este sentido, sería más fácil causar un envejecimiento rápido que rejuvenecer a alguien, porque sus procesos naturales tienden al deterioro.

Origen del universo

El universo no tiene principio ni final, es eterno y cíclico, y cada manifestación del universo empieza con una explosión.

Las fuerzas y elementos primos son parte esencial del universo, están presentes incluso cuando el universo colapsa para empezar un nuevo ciclo en la siguiente explosión.

La constante del universo es la existencia de energía, que puede mutar en materia (y viceversa) y entre esas energías es donde están las fuerzas de Psique, Vida, Tiempo, Orden, Caos… Según la materia y la energía se extienden por el espacio, los diferentes planos se van desdoblando.

Los ciclos del universo no siempre se completan, a veces se malogran o no llega a despertarse ninguna inteligencia (o la que despierta no logra salir de su mundo natal).

Metafísica del Universo

Dioses y Planos

Aunque presente en todo y desde el comienzo, es necesario un cierto grado de maduración planetaria para que Psique se manifieste. Esta maduración se define por la presencia de vida. Si hay suficiente carga de materia viva en un planeta, Psique puede despertar la inteligencia en alguna de las cosas vivas.

Psique lleva asociada la voluntad creadora que moldea la realidad. En un primer contacto con Vida, Psique resulta en una inteligencia primitiva, pero la voluntad creadora inherente a su naturaleza es ya poderosa.

La voluntad creadora de la protointeligencia es tan poderosa como la de la inteligencia más desarrollada, y las criaturas inteligentes impregnadas de Psique tienen la voluntad de crear, sean o no conscientes de su poder.

Del conjunto de voluntades creadoras de un colectivo nacen los protodioses y se forman los protoplanos.

Protodioses – son los primeros dioses y son locales, primitivos y con poder muy limitado. Los protodioses responden a las creencias de seres primitivos y son casi siempre elementos o fuerzas de la naturaleza que las criaturas (inteligentes) temen y/o admiran: Naturaleza, Fuego, Tierra, Aire, Agua, Noche, Sol, Muerte.

Protoplanos – son los planos primordiales.

Los dioses son conceptos y los conceptos pueden ser puros o pueden tener facetas o formas derivadas. A estas derivaciones las llamamos “aspectos” o “facetas”.

Protoplanos

A la vez que el universo se expande y surgen la mente y la voluntad, aparecen los primeros dioses y con ellos los protoplanos, de pura fuerza primordial, para dar cabida a estos dioses primigenios y a las primeras creencias.

Ante la pregunta metafísica de si fueron primero los dioses o los planos, no tenemos respuesta definitiva. Inicialmente, los planos resultan de la necesidad de las inteligencias mundanas de ubicar a los dioses en algún lugar, pero no antes ni después de haberse creado el dios correspondiente. La divinización de un concepto ocurre a la vez que la planificación de su localización.

Dioses complejos y planos conceptuales

Las criaturas inteligentes siguen su evolución natural. La habilidad de manipulación del entorno se desarrolla de acuerdo con una comprensión cada vez más profunda de la naturaleza, las comunidades crecen, aparecen nuevos niveles de interacción social y las relaciones se complican. A la vez, la voluntad creadora —la Mente Colectiva— genera nuevas deidades en respuesta a nuevos intereses y preocupaciones, nacen nuevas creencias y temores y los protoplanos se expanden dando origen a las dimensiones o planos conceptuales, que albergan a los nuevos dioses (de la guerra, la caza, las artes, el conocimiento o la magia, por ejemplo). Conceptos más sofisticados generan deidades más complejas que a su vez requieren reinos más complejos.

En esta etapa puede haber protodioses en convivencia con los nuevos dioses. Si un protodiós consigue persistir, las deidades nuevas derivadas del concepto inicial se diluyen, y la dimensión de asentamiento de la creencia general absorbe las creencias derivadas. Por ejemplo, el dios de la Naturaleza puede verse amenazado por sus aspectos derivados en dios del Agua, dios de las Plantas y dios de los Animales, pero al cabo del tiempo puede prevalecer el concepto de “Naturaleza”, como divinidad, sobre sus aspectos y seguir existiendo un único dios de la Naturaleza; o puede diluirse la “Naturaleza” como divinidad y prevalecer en sus aspectos como dioses independientes.

Hay que tener en cuenta que lo importante no es el nombre que se le da a un dios, sino lo que abarca el concepto de dicho dios. En el ejemplo del dios de la Naturaleza, este podría ser un protodiós (naturaleza entendida como las cosas vivas) o un dios complejo (naturaleza entendida como el ser, la esencia misma de lo vivo y de lo inerte, sus interacciones y su evolución conjunta).

Metadioses

Si la Mente Colectiva sigue trabajando en conjunto (no hay gran disentimiento entre creencias), la voluntad creadora se intensifica y se expande, las creencias locales colonizarían otros mundos y otros planos.

La expansión de la voluntad creadora es más fácil si va acompañada de una expansión física, es decir, si los seres inteligentes de donde proceden las creencias y la voluntad creadora han desarrollado, además, la magia y la tecnología necesarias para la colonización física de esos otros mundos o planos.

Las creencias conjuntas de millones de seres inteligentes canalizadas a través de sus respectivos protodioses/dioses complejos, pueden originar metadioses, la suma de los diferentes protodioses/dioses complejos de la multitud de mundos que comparten conceptos.

En el ejemplo anterior, el dios de la Naturaleza que absorbe a sus aspectos podría llegar a ser un caso de metadiós si el concepto de Naturaleza como divinidad existe en suficientes mundos. En cambio, queda relegado a protodiós en los mundos en que se ha generado si la mayoría de mundos no adora a la Naturaleza, sino a sus aspectos por separado.

No hay un nivel planar parejo al metadiós. Los metadioses no residen en ningún sitio concreto, pernean los planos de sus protodioses.

Almas, dioses y ajenos

Como entes individuales, las almas son algo conceptual, como conjunto son la energía vital del universo.

El destino de cada alma depende de las creencias del individuo, es algo cultural; aunque al final del ciclo todas las almas van al mismo sitio.

Algunas culturas creen que al morir van a un lugar tipo cielo/infierno, esas culturas tienen “suplicantes”, “purgatorio”, “cielo”, “limbo”, “infierno”; creencias tipo nórdicas, creen que su alma se une a la batalla de su dios y eso es lo que hacen; otros se funden con un concepto, alcanzan el nirvana o se reencarnan sin paso previo.

La Mente Colectiva da forma a las almas individuales y hace que se reúnan en conceptos tipo dios o tipo ajeno.

Los ajenos son creaciones de la Mente Colectiva al servicio de los dioses.

A menudo se confunden los ajenos con los fremdoj, entes hechos de alma que escapan a la compresión de la Mente Colectiva. Estos seres absorben almas porque dependen de ellas para existir, no porque la Mente Colectiva crea que es así. En contrapartida, la Mente Colectiva alimenta dioses y sus servidores porque intuye la existencia de estos seres, que no son conceptos como los dioses, sino seres independientes de la Mente Colectiva.

El Ciclo del Universo

Ya que el universo es curvo, la expansión del universo llega a una fase inversa donde las galaxias van convergiendo y fusionándose hasta que el universo implosiona y está listo para un nuevo ciclo.

Normalmente la vida desaparece en el proceso de colapso, cuando los planetas dejan de ser aptos para ella. Sin vida, desaparecen las voluntades que alimentan a los dioses; sin dioses y sin voluntad creadora, los planos desaparecen.

El ciclo de expansión y contracción del universo podría verse interrumpido si hubiese suficientes seres inteligentes capaces de sobrevivir en un mundo agonizante, o de mudarse a otro plano durante el colapso del universo. En esta situación, podrían tener la capacidad de sustentar con sus creencias los suficientes dioses para mantener los respectivos planos, y sobrevivir a la singularidad. Si bien esto es posible a nivel teórico, no hay registro ni indicio alguno de tal hazaña; tampoco se sabe si el universo tiene algún mecanismo de purga, o si algún plano podría sobrevivir a un evento tal.

Componentes Activos del Universo

Además del polvo cósmico y las interacciones materia-energía de todos los universos. En el universo de Kirabdel se dan unas manifestaciones dimensionales particulares con las que seres materiales e inmateriales pueden interactuar. De estas manifestaciones derivan otras más concretas, a menudo como irradiaciones o efluvios de energía que toman formas y nombres diversos en los distintos mundos y planos e, incluso, en las distintas culturas.

Magia y Psique

Vamos a referirnos a ellas, en sí mismas, como Magia y Psique (con mayúscula) y a sus derivaciones concretas como magia y psique (con minúscula).

Todo está impregnado de Magia y de Psique, en todo hay “semillas” de ambas.

Magia

[En construcción]

Magos

Aunque cualquiera tiene acceso potencial a la magia, no todos llegan a desarrollar habilidad alguna, y mucho menos a vivirla.
Las personas que estudian y desarrollan dotes mágicas alcanzan un estatus existencial dependiente de la magia. Si un evento los dejase sin habilidad para manipularla, se sentirían vacíos, abandonados o perdidos, llegando incluso a entrar en depresión.

Una persona es maga o dotada cuando es consciente de la esencia mágica y capaz de usarla para su beneficio. Según esta definición, podría darse el caso de un usuario accidental, que manipula la magia de manera arbitraria, no voluntariamente y no con control sobre ella. De manera general, no se consideraría maga a esta persona, pero sí es un mago potencial, y por tanto un mago estrictamente.

Enlaces de interés:

  • ¿Cómo funciona la magia?

Psique

Psique es la red neuronal del universo y no se puede definir desde las limitaciones de nuestra mente y nuestro universo, por eso hay que recurrir a terminología inexacta y comparaciones. Para entendernos, podemos interpretar Psique como una forma de energía, una fuerza natural primaria, un elemento sobrenatural y un tipo especial de magia.

Psique conecta las distintas partes del universo creando una red autoconsciente y portadora de voluntad creadora.

Cuando un mundo alberga vida, Psique reacciona y se manifiesta dotando a las cosas vivas de una inteligencia fundamental que las anima dándoles consciencia y voluntad creadora.

El universo es consciente de sí mismo por medio de Psique y tiende a buscar un equilibro de fuerzas. Este equilibrio suele ser inestable, con consecuencias variopintas en los puntos críticos de la espiral de inestabilidad.

El grado de interacción con Psique varía entre especies y entre individuos de una misma especie. Los tres tipos vivos con mayor ligazón psíquica natural son los llamados Árboles de Vida, los Micelios de Consciencia y los Corales de Voluntad (creadora). En los varios mundos, los más conocidos son los Árboles de Vida, con nombres diversos según regiones y culturas. Se sabe de su potencial mágico y suelen estar asociados a organizaciones religiosas de culto a la naturaleza y, siempre, a comunidades agor que, siendo pacíficas, pueden volverse encarnizadamente belicosas y llegan a sacrificarse en un conflicto si sienten su árbol amenazado.

A menudo son completamente desconocidos los Micelios de Consciencia y los Corales de Voluntad por sus ubicaciones crípticas, en áreas subterráneas y en el mar, respectivamente.

Psíquicos

Algunas personas tienen la rara habilidad de conectar con la red psíquica. El grado de conexión suele ser meramente intuitivo, muchas veces ni siquiera consciente. Incluso entre los humanos, hay personas cuyas masas neuronales secundarias (en torno al estómago y al corazón) son más densas de lo normal. Cuando se da esta circunstancia, tienen alta probabilidad —pero no garantías— de desarrollar habilidades psíquicas de las que pueden ser o no conscientes y que, aun siendo conscientes, pueden saber o no usar como tales o combinar con la magia.

Dada la habilidad de manipular psique, es posible aprender y entrenar habilidades psíquicas, pero es muy difícil encontrar personas capacitadas para enseñar. La excepción más obvia es la raza agor, donde la psique es tan habitual como la magia. Cualquier mundo donde psique es tan común como magia —incluso más— es un mundo excepcional.

Dado que la red de Psique conecta el Universo, hay personas capaces de sentir el Universo a través de ella.

Voluntad

Vamos a referirnos a voluntad en sí misma como Voluntad (con mayúscula) y a sus derivaciones concretas como voluntad (con minúscula).

La voluntad es una consecuencia de la interacción de Psique y Vida y da el poder creador, el poder de hacer.

Voluntad cambia un estado para construir otro nuevo; si hay voluntad, hay devenir, hay cambio; si no hay voluntad, tenemos apatía y estasis.

Vida

Vamos a referirnos como Vida (con mayúscula) a la fuerza vital, el principio diferenciador de lo vivo.

Tiempo

Al contrario de Magia y Psique, Tiempo como tal, no existe. No hay un tiempo lineal y los sucesos no se suceden linealmente. Pero sí se percibe: el tiempo es una imposición de la Mente Colectiva, que lo necesita para comprender la realidad.

Que sea un invento no lo hace menos poderoso, solo lo hace más complicado y, desde que se genera una Mente Colectiva que impregna todo, el Tiempo, como Magia o Psique, influye en todo. De algún modo, el tiempo es una dependencia de Mente, que se independiza y adquiere sentido por sí solo.

Si no imposible, es muy difícil usar, controlar o dominar el tiempo, porque para dominar el tiempo, hay que comprender que Tiempo es un artificio de la Mente Colectiva.

El Universo Habitable

Mundos

  •     Tar
  •     Amde
  •    Shure

 Planos o Dimensiones

[En construcción]

Organizaciones

Aurigas

Las aurigas son una asociación universal de psíquicos con la rara habilidad de escribir su código físico en la red psíquica y transcribirlo en otro lugar.

Pueden duplicar objetos vía psique, pero no es algo que estén muy dispuestos a hacer, porque el universo se encarga de balancear el trasvase de energía-materia y no hay manera de saber qué consecuencias puede tener la duplicación.

Es común que los aurigas se presenten con un cetro de madera de Árbol de Vida, aunque pueden utilizar otros dispositivos mágicos o psíquicos para ayudarse en el proceso de transferencia de mente y cuerpo físico a la red psíquica.

También suelen valerse de algún vehículo que facilite la transición a sus acompañantes, en Amde el más común es un carro tirado por ballenas o delfines. Los cetáceos se sumergen en la red como en el agua y nadan arrastrando el carro, que queda a flote. A veces el animal de tiro es una o varias yeguas, como formadas de la propia red, que las mentes comunes intuyen pero jamás llegan a ver. Toman colores variantes que embelesan a los viajeros y facilitan su concentración por trance.

Las aurigas coinciden en la irrelevancia de los asuntos mundanos, pero se preocupan por el equilibrio global y tienen distintas visiones del papel de las aurigas en el universo, por eso existen cofradías de aurigas y algunas rivalidades entre ellas.

Sororas de Asuín

Viajeras psíquicas y exploradoras del universo.

Tienen una sede etérea central a la que se puede acceder desde cualquier mundo o plano al que tengan acceso.

Las sororas reclutan niñas con habilidad potencial para transferirse al plano etéreo y a la red psíquica y las educan en sus monasterios, repartidos por todo el universo y de ubicación desconocida. Es muy probable que estén fuera del plano primario.

Las niñas quedan vinculadas con su monasterio y a él se deben de por vida.

Algunos sostienen que de las Sororas de Asuín surgieron las primeras aurigas, interesadas en ofrecer un servicio de transporte intramundo e intermundos, necesario para normalizar el intercambio cultural y el crecimiento global de las criaturas inteligentes. Otros sostienen que el proceso ocurre en el sentido contrario, que las Sororas eran una facción de aurigas que cuestiona el servicio a seres de condición psíquica menos desarrollada, a los que consideraban inferiores, y terminan independizándose y fundando su propia escuela.

En cualquier caso, se hablaba de una teoría de la ascensión, por la cual, llegado un nivel de autoconocimiento y de comprensión universal, un alma puede sintonizar con el universo y vibrar con él, sin necesidad del cuerpo. Para alcanzar ese estado de comprensión y autoconocimiento y ser uno con el universo, es necesario vivir el universo, transitarlo, experimentarlo y conocer su expresión inteligente, sus varias facetas. Y se desarrollaron distintas escuelas sobre la comprensión del universo.

Las Sororas de Asuín tienen sedes materiales en algunos mundos donde realizan algún tipo de servicio, casi siempre como tapadera de intenciones ocultas, usualmente relacionadas con la adquisición de conocimiento y la localización y explotación de nódulos de energía. Pueden llegar a establecerse por varios siglos mientras se infiltran entre los grupos de poder del mundo en cuestión y toman posiciones que les permitirán llegar a su objetivo más adelante sin perjuicio de la organización. A menudo originan conflictos entre castas poderosas para ofrecer ayuda a cambio de recursos que allanen el camino de la causa. Por ejemplo, si un nódulo de energía psíquica se encuentra en un terreno dominado por algún imperio, aunque podrían destruir el imperio y hacerse con el nódulo, van a preferir usar vías diplomáticas, generarán conflictos entre las partes implicadas, internos y externos según sea necesario, y dejarán que las fuerzas del mundo se diezmen hasta estar en posición de pedir la cesión del terreno donde se encuentra el nódulo.

Pueden presentarse en el mundo en cualquier forma que consideren oportuna, no necesariamente como Sororas de Asuín, desde personas independientes que irán adquiriendo poder, hasta organizaciones preexistentes que toman y transforman según necesidad.

Guardianes

Guardianes de los Secretos

También conocidos como Sabios o Informadores.

No se les conoce una ubicación concreta. Tal vez no están en ningún sitio, pero se sabe que navegan entre mundos y entre dimensiones recopilando magia y conocimiento.

Se dice que, en su mayoría, son elegidos entre Maestros de la Sabiduría y del Conocimiento.

Entrenan gente para infiltrarse en los mundos y las dimensiones y estudiarlos. Viajan juntos en su sede móvil o en misiones independientes.

A veces intervienen en decisiones mágicas o mundanas e inclinan la balanza del destino del mundo hacia uno u otro lado.

Devoradores de Almas

Sienten la muerte, saben dónde y cuándo va a morir alguien y acuden a tomar su alma. Aprenden todo del alma que toman y esa es su manera de preservarlas.

Creen que si nadie recoge un alma, ésta se pierde para siempre porque “el alma muere con el cuerpo”, y tienen su parte de razón. Aunque el alma no muere, pierde recuerdos, lo aprendido se transforma y da una característica particular a esa alma, pero pierde su significado mundano original.

Los devoradores preservan la combinación de alma y mente, la personalidad y buena parte de los recuerdos.

En muchos mundos, los devoradores de almas fueron muy socorridos para mantener la sabiduría de grandes personajes, y llegaban a conformar escuelas de “salvación”, como guardianes del conocimiento. Pero con el tiempo, las órdenes de devoradores fueron perseguidas en todos los mundos, no solo porque que interferían en el curso normal de los ciclos, de la vida y del alma; sino también porque el uso de la habilidad terminaba consumiendo su propia personalidad y perdían la cordura.

Lo que está en duda es si estos devoradores siguen habitando los varios mundos, si aún nacen personas con esta rara habilidad. Es difícil llegar a conclusiones definitivas cuando la práctica está prohibida y ninguna escuela se hace cargo de estudiar o enseñar habilidades de autoposesión de almas.

Es posible que algún mundo excepcional haya evolucionado manteniendo la práctica de los devoradores de almas, pero no se conoce.

Guardianes del Tiempo

También conocidos como Jueces.
En su mayoría elegidos entre Maestros de la Sabiduría y del Conocimiento, pero especialistas en cosmología y con capacidad e interés para tomar decisiones que favorecen el equilibrio cósmico. Velan por mantener ese equilibrio.

Guardianes de la Magia

Grandes conocedores de la Magia, aunque no necesariamente grandes “magos”. Conocer la magia y poder usarla son cosas diferentes. Son personas dedicadas por completo a la comprensión de la magia.

Guardianes de la Fe

Se hacen llamar así para equipararse a los Guardianes, pero no son verdaderos guardianes, la fe la guardan los propios dioses, no necesitan allegados.

Protegen la religión como fuente de conocimiento, recursos económicos y estatus. Los guardianes de la fe utilizan artimañas religiosas para manipular a otros. Tienen gran peso entre el populacho y se infiltran en todas las áreas.

Maestromagos

[En construcción]