Kirabdel

Un universo colaborativo

Santuario

Esto es una entrada programada, el momento en que La Rizos amaneció saludando a Santuario, puede que quede ahora lejos. Al leer su buenos días, no pensé en ningún santuario, y como siempre, mis conocimientos geográficos son más profundos en fantasía que en la realidad, así que evoqué la famosa Ciudad de Santuario, que visité hace ya no se sabe cuántos años.La ciudad de Santuario fue parida por Robert Lynn Asprin en un parto discontinuo y forzado por las demandas de los narradores que escogió para crear “El Mundo de los Ladrones”, anécdota que se incluye en la novela en un “cómo se hizo” que encontré más que interesante.

No recuerdo los detalles, hace demasiado tiempo que tuve la suerte de tropezar con esta novela. No sé si leerla a día de hoy, después de 20, quizá más, años de experiencias lectoras y no lectoras, produciría el mismo efecto, pero entonces… fue genial. Me fascinó la originalidad de Asprin al reclutar escritores diferentes para cada personaje, lo que me confirmaba que era posible hacerlo. Sí, ya entonces tenía ideas que nunca salieron de mi cabeza y que siempre llegó otro a manifestarlas antes que yo.

De la ambientación de Santuario, han sacado también el juego de rol, pero por alguna razón la historia no resultó ser lo suficientemente buena como para traducir al español los 12 libros que componen la saga. He comprobado que los dos libros que tuve en las manos, son los dos únicos que merecieron copias en la lengua de Cervantes: El Mundo de los Ladrones e Historias del Vulgar Unicornio.

No vengo ahora a recomendar la lectura de El Mundo de los Ladrones, a lo que vengo es a darle las gracias a Bea por hacer que la recuerde. Quizá también descargue la saga completa en inglés y reviva las vidas de aquellos personajes que me impresionaron hace tantos años.

Y todo por culpa de una oveja.

Anterior

[GALEGO] Esta é a miña lingua.

Siguiente

El futuro es Ele, la niña que lee.

2 Comentarios

  1. Las ovejas podemos hacer grandes cosas! Recuerda la balidomancia! xDD
    Muchas gracias, primor 🙂 Me encanta haberte traído buenos recuerdos.

    • kiraya

      No pondría en duda el poder de un balido, como para dudar del alcance una oveja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: