Me tocaba comentar sobre Cómo ser mujer de Caitlin Moran y lo he estado retrasando porque tiene su complicación.

La autora toca puntos relevantes y casi llega a plasmar alguna reflexión interesante; pero, nada, no lo consigue. La forma de hacerlo es pésima y fracasa rotundamente.

Esta doble percepción es la que me complica construir una opinión. En mi caso, pesa más la parte negativa y no puedo evitarlo.

Leer más