Aunque la magia es polivalente y casi tan variada como sus practicantes, debemos establecer una serie de consensos para darle un marco común.

Estos preceptos no son un reglamento estricto, sino una una guía: la norma se puede deformar y transgredir a voluntad, siempre que se trate de una excepción justificada.

Las esferas de la magia

La magia puede actuar sobre ciertos ámbitos de la realidad. Estas áreas de influencia son comunes a todos los practicantes de El Arte aunque los alcances y mecanismos son particulares.

Hay tareas que se podrían conseguir empleando varias esferas, cambiando el planteamiento y podría ser más fácil de conseguir empleando una esfera u otra.

El alcance de un usuario en una esfera implica un conocimiento proporcional —muchas veces intuitivo— de ese ámbito.

Para conseguir algunos efectos puede ser necesario o simplemente más sencillo combinar varias esferas.

Lista incompleta de esferas de la magia

  • Fuego
  • Agua
  • Tierra
  • Aire
  • Vida
  • Materia
  • Mente
  • Espíritu
  • Tiempo
  • Espacio
  • Magia

Los mecanismos de la magia

Escuelas

El conjunto de creencias, tradiciones, técnicas y conocimientos que permiten a uno o varios practicantes hacer magia se conoce como su escuela mágica aunque cada practicante puede llamarlo como quiera.

La escuela determina los conocimientos que tiene su miembro sobre las diferentes esferas y el conocimiento intrínseco que lleva asociado.

A parte del conocimiento y la capacidad, mejor o peor, de manipular las esferas, la escuela determina las técnicas o mecanismos que emplean sus practicantes para desencadenar los efectos mágicos. Mientras unas escuelas se basarán en complejas gesticulaciones con las manos y suaves canturreos, otras emplearan complejas danzas y cánticos para conseguir sus efectos. El empleo de focos, componentes materiales y otras ayudas también viene determinado por la escuela.

Cuanto mas avanzado es el conocimiento del mago y mas poderoso es, mas fácil le resulta prescindir de todas estas ayudas, que va trascendiendo aunque para sus efectos más poderosos necesitará valerse de ellos.

Por último y mas importante, todo este conocimiento viene rodeado y embebido de un montón de mística. La magia no es una ciencia exacta, y generaciones de practicantes han ido adornando todas estás técnicas de mitos, creencias y supersticiones pero lo mas importante es que el practicante tiene que creer en su escuela.

Niveles de Poder

Sin ánimo de pormenorizar cada hechizo, conjuro, ritual y efecto, vamos a repartir los efectos mágicos en grandes categorías de poder.

Aprendiz

Nadie nace aprendido y por algún sitio hay que comenzar. El aprendiz de cualquier escuela de magia solo es capaz de desencadenar los efectos triviales y sin mucho control sobre ellos.

Iniciado

Al practicante de pleno derecho de una escuela de magia se le supone que es capaz de usar con soltura los efectos sencillos, domina las trivialidades del aprendiz y es capaz de colaborar con otros para desencadenar efectos mayores.

El Iniciado es posible que empiece a trascender algunos focos o componentes de los efectos mas triviales.

Adepto

El mago veterano es capaz de conseguir, cuando se esfuerza auténticos prodigios dentro de su escuela y es capaz de desencadenar los efectos menores sin casi esfuerzo.

Normalmente un adepto puede actuar con total independencia dentro de los campos de especialización de su escuela.

Maestro

Pocos llegan a dominar los conocimientos de su especialización ni a amasar el suficiente poder como para desencadenar los efectos mas espectaculares.

Un maestro es capaz de producir los efectos habituales en un adepto casi sin esfuerzo y normalmente ha trascendido las limitaciones de la magia de iniciado.

Ademas, con la experiencia, muchos maestros han conseguido forzar en alguna manera particular los límites de su escuela.

Gran Maestro

Normalmente el título de Gran Maestro es una mención honoraria, pero solo en los raros casos en los que un Maestro ha dominado su escuela y empieza a comprender que las limitaciones de la magia son artificiales y consigue trascender las técnicas y limitaciones de esta podemos hablar de que estamos ante un Gran Maestro.

Definiendo a un practicante.

Una vez conocemos la escuela a la que pertenece un mago, las técnicas que emplea para manipular las esferas, el dominio que tiene la escuela de esas esferas y el indice de poder del mago podremos saber de que es capaz y cuanto le va a costar.

Khared «El Largo» es un Adepto de la Gran Escuela Arcana de Toltoy. Esta escuela es conocida por su dominio del espacio y de la magia y su desdén por la magia de vida y espíritu. Podemos esperar de Khared que cree portales mágicos, aunque con ayudándose de componentes caros y largos rituales, que sea capaz de defenderse usando magia elemental y que fracase miserablemente si intenta curar a alguien.